Estructura Institucional

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo ha sido estructurada en cumplimiento de las directrices de los Principios de París adoptadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas, por Resolución 48/134 de 1993, así como a los compromisos asumidos en la Declaración y Programa de Acción de Viena, emanados de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos del año 1993. La creación de este nuevo órgano de control autónomo es parte del proceso de consolidación de la normativa universal e interamericana de derechos humanos en el orden jurídico interno.

La INDDHH es un órgano presidido por un Consejo Directivo que está integrado por cinco miembros electos por la Asamblea General. El órgano colegiado expresa la representación pluralista de las fuerzas sociales de la sociedad civil interesadas en la promoción y protección de los derechos humanos, conforme a los principios de equidad de género y no discriminación.

El Consejo Directivo, que dura cinco años en sus funciones, tiene a su cargo la dirección y representación de la INDDHH; es presidido por uno de sus miembros, por períodos rotativos de un año de duración.

El 22 de junio de 2012 asumió funciones el primer Consejo Directivo integrado por: Soc. Mariana González Guyer (quien ejerció la Presidencia durante el primer año de funcionamiento), Dr. Juan Raúl Ferreira Sienra (actual Presidente de la Institución), Dr. Juan Faroppa Fontana, Dra. Mirtha Guianze Rodríguez y Dra. Ariela Peralta Distefano.

El Consejo Directivo de la INDDHH se reúne en régimen de sesiones ordinarias las veces que sean necesarias para el mejor cumplimiento de sus funciones; debe sesionar con la presencia de la mayoría absoluta de sus miembros y adopta decisiones con el voto de la mayoría de los miembros presentes, salvo en los casos en que la ley o la reglamentación exija mayoría absoluta.

También está facultado para  convocar a sesiones extraordinarias y públicas de la INDDHH, denominadas Asambleas Nacionales de Derechos Humanos, al menos una vez al año. Asimismo, debe convocar a otro período de sesiones extraordinarias, cuando una mayoría superior al veinte por ciento del total de organizaciones sociales habilitadas a participar, así lo solicite.